miércoles, 30 de septiembre de 2015

Felipe de Vitacarros, escribano de Villafáfila y miembro de la primera Diputación Provincial de Zamora


Felipe de Vitacarros (Villafáfila 1759 -1840)


Con motivo de la celebración del segundo centenario de la constitución de la Diputación Provincial de Zamora en 2013, se divulgaron los nombres de los primeros componentes de la misma. Entre los diputados constituyentes se encontraba Don Felipe de Vitacarros, de Villafáfila.



Se trató de la constitución de la recién creada Diputación de Zamora el 10 de octubre de 1813 en la que estaban representados la ciudad y todos los partidos de la provincia, mediante personas consideradas de patriotismo demostrado durante la reciente ocupación francesa. Entre ellos había varios curas y por el Partido de la villas del Pan figura el escribano Vitacarros.




Para mí era un viejo conocido de mis investigaciones históricas, pues fue escribano de número y ayuntamiento de Villafáfila durante muchos años. A propósito de la noticia me he propuesto hacer un breve perfil biográfico de mi paisano y de su trayectoria “política”, pues esta faceta provincial me era desconocida. Para otra ocasión dejaré a otros miembros de la corporación provincial vecinos de Villafáfila como fue D. Alonso Santiago García que fue presidente de la misma o don José Santiago a finales del siglo XIX.

Felipe de Vitacarros pertenecía a una saga de escribanos de Villafáfila, afincados en la misma desde la primera mitad del siglo XVII.


Hasta hace pocos años se conservaba en la Raya  entre Villafáfila y San Agustín, al lado del camino viejo, una cruz de piedra llamada Cruz de Vitacarros (aunque se transcribe erróneamente en el mapa como Vitacerros), que conmemoraba la muerte en camino de uno de estos escribanos, probablemente Juan, que falleció viviendo de Revellinos.

Su bisabuelo Manuel fue escribano desde 1646 hasta 1692. Se casó al llegar a la villa con la hija del escribano viejo y después de enviudar con una joven de Revellinos, tuvieron mucho hijos.

Firma y rúbrica de Manuel de Vitacarros 1659

Le sucedió en el oficio su hijo Juan de Vitacarros de Távara hasta 1733,

Firma y rúbrica de Juan de Vitacarros 1721

y su nieto Manuel de Vitacarros de la Torre hasta 1779 en que falleció, cuando Felipe contaba con 20 años.
Firma y rúbrica de Manuel de Vitacarros 1758

Por lo que el conocimiento de la profesión y la red de contactos públicos le venían de casta. Como la escribanía en el antiguo régimen era propiedad del señor de la villa, en este caso el Marqués de Távara, estos contactos y antecedentes favorecerían su nombramiento.

Este se produjo cuando tenía 21 años de edad, en 1780, según contestación que hace muchos años después, en 1831 a un oficio: “en esta villa de Villafáfila hay una escribanía numeraria en actual ejercicio por don Felipe de Vitacarros, que en el año 1780 le fue provista por el Exmo Sr. Duque del Infantado; otra se halla vacante”, permaneciendo en el oficio hasta su muerte. Durante 60 años fue escribano de Villafáfila, interviniendo en todos los asuntos importantes de la vida municipal (sesiones municipales, cuentas, padrones, contribuciones…) y privada de sus vecinos (juicios, testamentos, poderes, compraventas…).
Felipe se casa en 1781 con Mónica Prieto de la Rosa, 1764-1804) de Tábara, de una familia originaria de Medina de Rioseco.
Tuvieron varios hijos en Villafáfila y alguno posiblemente en Tábara. Mónica fallece en 1804 a los 40 años.
En 1805 se casa en segundas nupcias con doña Josefa de León Arias, perteneciente a una familia de hidalgos originaria de Villafáfila y todavía tiene  varios hijos.



Pronto da muestras de su fervor patriótico y entre las
 Ofertas de reclutas hechas por particulares para la guerra de Perpiñán contra la Convención Francesa:

“D. Felipe de Vitacarros, de Zamora, se
ofrece armado , vestido y con caballo”
Junio de 1793 Mercurio de España histórico y politico

D. Felipe de Vitacarros, Escribano del número y Ayuntamiento de Vülafafila, su hacienda, además de servir en el exército equipado de caballo, armas y demás necesario, 300 rs. de gratificación á cada voluntario, 40 fanegas de trigo anuales durante la guerra, y algún socorro para un soldado.
Gazeta de Madrid

Durante la Guerra de la Independencia su situación de secretario del ayuntamiento le acarreó su prisión en diferentes ocasiones por parte de los franceses, cada vez que la villa se retrasaba en la entrega de las raciones de comida para la tropa.
cuando llevaron presos a los curas y a Vitacarros
“la tropa que bajó de Castrogonzalo y llevó presos al scibano y demás que cogieron”.

Su cargo le llevaba a tratar tanto con los franceses, como con las autoridades de Zamora puestas por los invasores, con el administrador del Duque del Infantado, o con oficiales dispersos y guerrilleros españoles.
En alguna ocasión albergó en su casa a patriotas españoles, “dos fanegas cuando estuvo Napolí en casa del señor Vitacarros la primera vez” “quarenta reales que se gastaron encasa del Sr Vitacarros con un oficial español

En 1812 conocemos que tenía un cuñado en el ejercito español.

Firma y Rúbrica de Felipe de Vitacarros poco antes de la guerra

En su correspondencia con Diego Fernández de la Riba, Comisario de Guerra , nombrado Contador Principal de Rentas de Zamora, por el gobierno de Cadiz, una espacie de Delegado de Hacienda de la época en 1814, al que trata de amigo, se queja de la conducta de un joven: “por el desvergonzorio y altanería con que trató a el mismo Alcalde y su Xª, siendo un mozuelo de 15 años hacostumbrado a lo propio en la livertad de esta presente Epoca, y no tuve parte mas que para contribuir a su soltura, condolido no del delincuente y si de si madre viuda”, 
le da información de la situación de la Real Fábrica de salitres  que 
desde la rebolución a paralizado” “yo le puedo decir como todos los repúblicos compatriotas” 
Aparte de informar, da consejos sobre su viabilidad económica, el uso de paja como combustible, “ultimamente si he de contestar categoricamente, es indispensable que V.m me interrogue cuanto le parezca pues de otro modo no me considero capaz para el desempeño que hará gustoso en todo cuanto V.M parezca y contemple digno de mi satisfacción y con obsequio de la Real Hacienda , este su mas reconocido y apasionado admirador


Después de la guerra siguió ejerciendo su cargo de escribano público hasta su fallecimiento a los 81 años en 1840.

El apellido Vitacarros se perdió en Villafáfila, aunque por vía femeninas sí ha llegado su descendencia hasta nuestros días.
Vivía al inicio de la calle del Rosario



A-Su hija Rita Vitacarros Prieto (1794-1826).  Se casó en plena Guerra de la Independencia en 1811, con Bernardo Pascual Carnero de Revellinos y allá se fueron a vivir, donde Rita murió a los 32 años, todavía en vida de su padre dejando varios hijos. Un hijo de ellos,
       1- Hermegildo, se casó en Villafáfila en 1851 con Isabel Costilla y tuvieron dos hijos:
            - Prudencio Pascual Costilla que se casó en1884 con Dorotea Mateos, abuelos de Ladis y Plautila Fernández Pascual, ésta con descendencia en Salamanca: Paquita, Pedro y Vicente de Castro Fernández.
            - Rita Pascual Costilla, que se casó en 1883 con Doroteo Rodríguez, tuvieron varios hijos, entre ellos Militina Rodríguez que se casó con Patricio Rodríguez padres, entre otros, de Doroteo Rodríguez , el Rojo y Patricio Rodríguez, Madriles, bien conocidos en la villa




B-Marta Vitacarros Prieto (1796-1862) se casó al acabar la guerra en 1814 con Vicente Costilla Costilla.
     1-Su hijo mayor Ángel Costilla Vitacarros (1816-1881) fue varias veces alcalde de Villafáfila en el siglo XIX, se casó dos veces, del primer matrimonio tuvo varios hijos, del primer matrimonio con Escolástica Alonso, sobrina del cura de San Martín, entre otros a:
            - Crisógono Costilla Alonso 1841, casado con Manuela Gómez Ojero con abundante descendencia en Villafáfila y Villarrín, entre sus hijos
                    -Alicia Costilla Gómez (1868) casada con Mauro Vicente del Teso, padres de Manuela, Miguel, Aureliano, Virgilio, Teresa y Mauro Vicente Costilla.
                    - Pío Costilla Gómez (1870).
           - León Costilla Alonso (1859), fue uno de los que mató a don Lucas, el médico en 1891.
         
Ángel viudo, con 59 años, se casó con Teresa Carneros, se 29 y antes de fallecer tuvo varios hijos entre otros Ana Costilla Carneros, en 1881, que se casó con Nicolás del Río del Teso, los padres de Cleta, fallecida a los 104 años y sus hermanos.

C- Nemesia 1805-1878, se casó en 1846 con Antº Jímenez, viudo de Zamora y no tuvieron hijos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre son de agradecer los comentarios, críticas y aportaciones para mejorar el blog